MYSTORIES

STRAWBERRIES AND BEARS FOREVER

La Spring Summer 2020 de ottod’Ame huele a recuerdos: memorias digitales, capturas de pantalla con sonrisas, ideas. Momentos de ternura y ligereza que conviven con memorias analógicas en fotos polaroid, letras y dedicatorias escritas a mano. Se mezclan como el clásico estampado de lunares regulares con el estampado animal fotográfico. No faltan instantes de ocio, en los que recargarse buscando palabras en un crucigrama lleno de historias. “Nunca se es demasiado viejo para jugar” es uno de los lemas del nuevo verano. Y así tres amigas en un salón de té con las paredes revestidas de papel tapiz de etoile de jolie escriben dedicatorias, se burlan de sí mismas y planifican viajes. Los estampados y los jacquard se inspiran en los papeles de pared, en los manteles con fresas estampadas, en las dedicatorias y las notas. El vintage revive y se funde con lo contemporáneo en los elementos gráficos, en las siluetas y en los volúmenes. Viajes que conducen a tierras exóticas donde las serpientes se dibujan a mano con los colores cálidos y brillantes de las piedras preciosas. También el estampado en colores pastel con células en clave pop es dibujado a mano sobre preciosas telas de lino y bordado sangalés. Una infinidad de accesorios, desde los calcetines para llevar a la vista a los cinturones –personalizados con efecto mate, con plexiglás, con pedrería y con grande ojal–, hasta un artículo especial de cuentas con efecto red. Tres colecciones cápsula: ChitChatClub, con suéteres de lana mixta que exaltan la complicidad femenina; Light off/Shine on, con prendas relucientes que brillan en la oscuridad; ecod’Ame, con prendas en denim ecológico. Es una Primavera Verano divertida, poética, audaz y culta. Es una temporada que lleva nuestra Tierra en el corazón y que aspira a darle voz a las mujeres que aman, viajan, observan y cuentan historias. Es la Spring Summer 2020 de ottod’Ame.
Nunca se es demasiado viejo para jugar.

LA HISTORIA INFINITA DE LA PRIMAVERA VERANO DOSMILVEINTE

Las simmetrías soñadoras de Rose

"Solo aquellos que intentan lo absurdo lograrán lo imposible." (Maurits Cornelis Escher) Rose se lo repetía siempre. Era su mantra. Una búsqueda continua de curiosas simetrías que exploran el infinito. En el amanecer, con los pies en la arena, buscaba la perfección en la imperfección del sol apenas salía. Como si aquellos rayos que acababan de salir pudieran atravesarla e infundirle una energía sin límites en el tiempo ni en el espacio. Pero Rose no aspiraba a convertirse en una reina con poderes ilimitados. No, no era eso. Era solo un juego al que jugaba desde que era niña: se levantava temprano, huía hacia la arena, esperaba a que saliera el sol y cerraba los ojos. Luego se enfrentaba a todo con aquel insólito toque cálido que poco a poco crecía dentro de ella calentándole el corazón.
LEER EL CUENTO COMPLETO

LOS LOOK

EL BACKSTAGE

TRAS BAMBALINAS DE LA SS19